Por: Miguel Yáñez H. (@miguelayh) – agendachilena.cl

A pesar de vencer por 3-2 a Cobreloa en el Estadio Nelson Oyarzún Arenas, Ñublense fue el tercer equipo en perder la primera categoría del fútbol chileno, uniéndose así a los loínos y a Barnechea. El empate de Antofagasta ante O’Higgins por 2-2 y la victoria de San Marcos de Arica por 3-0 a Audax Italiano, terminó por condenar a los chillanejos a jugar la temporada 2015-16 en la Primera B. Este es el cuarto descenso del club de la Región del Biobío, quien había retonardo a Primera División en el año 2013.

Los “Diablos Rojos” comenzaron perdiendo con gol del paraguayo Gustavo Cristaldo a los 7 minutos, pero a los 31 Jonathan Cisternas puso la paridad. Santiago Barboza (61′) puso nuevamente en ventaja a Cobreloa, luego de que minutos antes (50′) Sebastián Varas desperdiciara un penal para Ñublense. A pesar del marcador en contra, los sureños lucharon y dieron vuelta el compromiso con goles de Mathías Riquero (64′) y Boris Sagredo (67′). Sin embargo, los resultados de sus rivales directos por zafarse de la lucha por el descenso no le alcanzaron para permanecer un año más en el fútbol grande de Chile.

Como anécdota, el conjunto calameño no saludó a sus adversarios, debido a que estos presentaron una denuncia contra los naranjas que los hizo caer a la B por secretaría.

Por su parte, San Marcos de Arica – otro de los que llegaba comprometido – goleó 3-0 a Audax Italiano en el Carlos Dittborn y, por esas curiosidades del fútbol, accedió a la post temporada para disputar un cupo para Chile en la Copa Sudamericana 2015. Emilio Rentería (45′ y 49′) y Kevin Harbottle (89′) anotaron los goles del encuentro. “El Santo” se enfrentará en semifinales de la liguilla ante Unión La Calera, que hoy venció por 2-1 a Universidad de Chile en Quillota.

A pesar de haber empatado a dos goles ante Antofagasta, O’Higgins también accedió al minitorneo, en el que se medirá ante Universidad Católica.