Una destacada participación tuvo el luchador chileno Yasmani Acosta en los Juegos Olímpicos Tokio 2020, al punto de que llegó a la definición por la medalla de bronce en lucha grecorromana en la categoría 130 kilos.

Pero en la instancia, el deportista no pudo quedarse con la presea, debido a la regla que proclama vencedor al competidor que anota el último punto. Acosta se puso en ventaja antes del descanso; sin embargo, en el segundo round, su rival, Sergei Semenov, representante del Comité Olímpico Ruso, igualó las acciones, para finalmente quedarse con el tercer puesto: 1-1 el resultado final.

De esta forma, y a pesar de tener que conformarse solo con un diploma olímpico, Yasmani Acosta culminó su actuación en Japón en condición de invicto en tiempo reglamentario. En octavos de final, venció al tunecino Amine Guennichi por 5-1; y en cuartos de final, al uzbeko Muminjon Abdullaev por 2-0; mientras que en semifinales igualó 1-1 ante el georgiano Iakob Kadzhaia, quedando fuera de la final por decisión de los jueces.

Print Friendly, PDF & Email