Desde la primera jornada, hubo opciones de medalla para Chile en el golf. Se estuvo más cerca de lo esperado, pero finalmente no se pudo. A pesar de ello, los chilenos Guillermo “Mito” Pereira y Joaquín Niemann coronaron una histórica actuación para el país en el golf olímpico, al calificar ambos dentro del Top Ten entre 60 participantes.

El que estuvo más cerca de una hazaña fue Mito Pereira.. Con un bogey, tres birdie y un eagle en el cuarto y último día, el santiaguino terminó el torneo con una tarjeta de 15 golpes bajo el par, empatando en el tercer lugar con otros seis deportistas. Un escenario que lo dejó con la opción de conseguir la medalla de bronce, a través de un desempate.

Pero en los playoffs, la suerte jugó una mala pasada. En el tercer hoyo, la pelota simplemente se paseó por el destino final, pero por esas curiosidades que a veces entrega el deporte, se detuvo fuera. Un par que lo dejó en el camino, y compartiendo el quinto lugar de la general con el norirlandés Rory McIlroy. Dicha actuación lo hizo acreedor de un diploma olímpico, el segundo del Team Chile en Tokio 2020.

Por su parte, Joaquín Niemann tuvo una remontada impresionante en las vueltas 3 y 4, en esta última firmando una tarjeta con dos bogey y ocho birdie, finalizando su actuación con una tarjeta de 14 bajo el par, a tan solo un birdie de llegar a la instancia de desempate. Joaco culminó en el puesto número 10 de la clasificación, compartido con el australiano Smith y el austríaco Straka.

Una actuación que mantuvo hasta altas horas de la madrugada la esperanza de una medalla para el Team Chile, que a pesar de no llegar al objetivo, dejó buenas sensaciones de cara al futuro de ambos deportistas.